domingo, 25 de agosto de 2013

"Las Mil y Una Noches"
ألف ليلة وليلة

Cuentan que hace muchos años existió un sultán llamado Schariar, que tras ser traicionado por su primera esposa decidió no confiar nunca más en ninguna mujer y en venganza cada noche tomaba una nueva esposa a la que mandaba ejecutar al amanecer.
El visir, consejero principal del sultán, tiene dos hermosas hijas, Dinarzada y Sherezade; esta última,
hermosa, culta y muy inteligente, decide ofrecerse ella misma para ser una de las esposas del sultán ante la consternación de su padre, pues como las que le precedieron, será ejecutada al salir el alba tras su noche de bodas.
Pero Sherezade tiene un plan, una vez en los aposentos del sultán comienza a narrar una historia, que al llegar el alba está todavía inacabada, despertando así la curiosidad del sultán que le permite vivir un dia más para poder escuchar el final de la misma.
A la noche siguiente Scherezade termina la narración de su historia, pero viendo que todavía quedan 
muchas horas para el amanecer comienza a contar otra nueva narración que también despierta el interés del sultán y que al quedar incabada al llegar el día, le permite vivir una jornada más.
Así, durante mil y una noches, Sherezade narra una historia tras otra.
Finalmente, la última noche de esas mil y una, Sherezade termina de contar su historia justo cuando el sol asoma por el horizonte.
El sultán entonces le confiesa que hace tiempo que decidió que no moriría. Así Sherezade logra salvar su vida y la de muchas otras y reestablecer la fe del sultán que tras comprobar su belleza, cultura e inteligencia terminó por enamorarse de ella.


 Fotografía realizada en el taller de fantasía y retoque impartido por Rebeca Saray el 21/07//2013
Organización y dirección: Legend Factory
Modelos: Crystina Cano Ramos
Maquillaje y pelo: Dana
Estilismo: Legend Factory
Vestido diseño de Avalon Saez
Collar: Rslove
Dirección artística: Legend Factory
Ayudantes y making of: David López y Alfonso Dominguez
Photo/Edition: RebecaSaray with Pentax645D

domingo, 11 de agosto de 2013


Preciosa fotografía realizada por Are durante el shooting organizado por Legend Factory en Madrid con uno de los diseños de nuestra colección "Tempus Fugit" acompañado por la impresionante joyería de cota de maya de Mythologica


Foto/Retoque: ARE
Modelo: Vanessa Galway
Maquillaje y pelo: Elen Sanchez
Estilismo y dirección de arte: Legend Factory
Asistente estilismo: Niniel Lond
Vestuario diseño de: Avalon Saez
Complementos: Mythologica
Ayudantes y making of: David López, Alfonso Dominguez y Javier Machete
Fotografía realizada en el Shooting de Legend Factory el 27/07/2013
Organización: Legend Factory
CHARLES FREDERICK WORTH
"El padre de la Alta Costura"


A pesar de que la moda ha estado presente desde los inicios de la humanidad se considera generalmente que el diseño de modas nació en el siglo XIX, siendo Charles Frederick Worth el primer diseñador de moda propiamente dicho, ya que fue pionero en coser a las prendas una etiqueta con su nombre.
Anteriormente las modas nacían en la corte y las prendas eran elaboradas por modistas anónimas, no fue hasta el siglo XIX que el diseño de moda se convirtió en una industria.
Worth también comenzó a crear colecciones anuales, de manera similar a como ocurre hoy en día, pero en aquel momento se trató de una gran innovación ya que hasta entonces la creación de prendas había estado supeditada a la demanda de los clientes.
Nacido en Bourn, Linconshire, Inglaterra, en 1826, Worth se vio obligado a trabajar desde muy joven para ayudar a su familia ya que su padre era aficionado al juego.

Comezó trabajando como aprendiz en Swan&Edgar, un departamento textil situado cerca de la National Gallery. Su estancia en Swan&Edgar le permitió aprender sobre tejidos y también sobre los selectos gustos de las clases privilegiadas; en su tiempo libre también visitaba con asiduidad la Nathional Gallery, donde tomaba apuntes y hacía bocetos inspirados en las pinturas y retratos de la realeza que le permitieron aprender sobre la historia del traje.
En 1845 dejó su trabajo en Swan&Edgar y tras un breve período de tiempo con Lewis&Allenby, mercaderes de sedas, se trasladó a Paris.
Comenzó trabajando en Gagelin and Opigez, una tienda especializada en abrigos y chales donde conoció a Marie Vernet, que trabajaba como modelo para la tienda y se convertiría en su esposa.
Worth realizó algunos vestidos para su propia esposa que llamaron la atención de los clientes, por lo que comenzó a crear vestidos para la tienda, convirtiéndose en socio junior de la marca.



1896

La firma Gagelin & Opigez, que cambió su nombre por Opigez & Chazelle tras un cambio de socios, decidió presentarse a la Gran Exposición de 1851 celebrada en el Palacio de Cristal de Londres para la cual incluyeron varios vestidos de seda bordados realizados por Worth. Los diseños de Worth ayudaron a que Opigez & Chazelle ganaran una medalla de oro en la Gran Exposición.


En 1855 otro de los diseños de Worth, en el que intrudujo una innovación trasladando la cola del vestido de la cintura a los hombros fue mostrado en la Exposición Universal celebrada en Paris y consiguió un nuevo premio que fue otorgado a Opigez & Chazelle.
Estas exposiciones, a las que acudían multitud de personalidades y especialistas del sector le valieron a Worth el reconocimiento de su trabajo y ayudaron a popularizar sus diseños.

Tras algunos desacuerdos con Opigez & Chazelle, conoció a Otto Bobergh, un adinerado hombre de origen sueco con el que fundó Worth & Bobergh en 1858, en la Rue de la Paix.

En sus comienzos la firma fue modesta, contrataron a veinte costureras y la propia esposa de Worth, Marie, hacía de modelo.
La primera clienta "oficial" de Worth fue Valerie Feuillet, que anteriormente había sido clienta de Opigez&Chazelle pero tras quedar descontenta con uno de los trajes que le habían confeccionado para un baile en el palacio de las Tullerías acudió a Worth & Bobergh para que le realizaran un nuevo vestido.

Quedó encantada con el vestido de seda lila cubierto de tul y lentejuelas y adornado con racimos de lirios del valle que crearon para ella y que llamó la atención de todas las asistentes al baile.

 Vestido de noche 1890

También Worth envió a su esposa Marie a casa de la princesa Pauline von Metternich, esposa del embajador austriaco en Paris, armada con algunos de los mejores bocetos de su marido. La princesa, encantada con el trabajo de Worth enseguida encargó varios vestidos y decidió que llevaría uno de ellos al siguiente baie en las Tullerías. Para el baile Worth le diseñó un impresionante vestido de tul blanco con lentejuelas plateadas adornado con ramilletes de margaritas.

La Emperatriz Eugenia, esposa de Napoleón III, quedó fascinada con el vestido de la princesa y le preguntó quien lo había hecho, a partir de entonces la propia emperatriz se convirtió en patrocinadora y clienta habitual de Worth, que realizaba todo su vestuario, lo cual atrajo cada vez más clientas notables y adineradas, como la reina Victoria, la Reina Alejandra de Inglaterra, la Emperatriz Elisabeth de Austria o la Condesa de Castiglioni, celebridades como la actriz Sarah Bernhardt, Lillie Langtry o Cora Pearl y mujeres de las familias americanas más influyentes como los Vanderbilts, los Hewitts o los Astors.
La mujer de Alejandro III, Maria Fedorovna, que fue clienta de Worth durante mas de 30 años, tenía tanta confianza en él que le encargaba los vestidos por telegrama, dejando la elección de las telas y el estilo de los vestidos totalmente en manos de "el maestro" Worth.
La casa Worth & Bobergh llegó a tener empleadas a 1200 costureras para poder hacer frente a la demanda de diseños que recibían.
 
1867 Vestido para la coronación de la Emperatriz Sissi

Worth se convirtió en el modisto más famoso, caro y demandado de Paris.
Muchas de sus clientas viajaban hasta Paris desde otras ciudades o incluso desde otros paises para poder vestir las creaciones de Worth, que comenzó a firmar sus vestidos, algo que hasta entonces nunca se había hecho, convirtiéndose en el primer modisto en ser considerado un artista en lugar de un artesano, y a crear colecciones anuales que le permitían aumentar sus beneficios. En lugar de ser la clienta la que decidía como sería el vestido que una costurera anónima realizaría para ella ahora ésta elegía entre modelos ya existentes diseñados por Worth, que serían los que marcarían la moda, originándose así una revolución en el proceso de creación y establecimiento de las tendencias. También comenzó a celebrar pequeños desfiles de moda para mostrar sus creaciones y a publicarlas en revistas como Harper's Bazaar acompañadas por el nombre de su firma.
Vestido de baile 1860

Worth redefinió también la silueta femenina, liberándola de muchos de los recargados elementos presentes durante el siglo anterior y simplificando la silueta, creando vestidos elegantes pero de líneas más simples que las vigentes hasta entonces.
Sus creaciones se caracterizaban también por la utilización de espléndidas telas, pasamanerías y adornos, así como por la incorporación de elementos de vestidos históricos y su atención al patronaje para que se ajustasen perfectamente al cuerpo de las mujeres.

Aunque fue uno de los pioneros en la utilización de la crinolina o miriñaque durante 1850 la abandonó a finales de 1860 a favor del polisón, de modo que la falda caía plana por la parte delantera y se recogía el exceso de tela por detrás. La palabra "couturiére" se creó especialmente para calificar a Worth, que consiguió unir la técnica inglesa del corte con el derroche de elegancia propio de los franceses, es por ello que además del primer diseñador de moda de la historia se le considera "el padre de la alta costura"

 Vestido de noche 1887

La casa de modas Worth & Bobergh tuvo que cerrar durante la guerra franco-prusiana y Worth la reabrió en 1871 en solitario.
Introdujo a sus hijos, Gaston (fundador de la Chambre Syndicale de la Haute Couture) y Jean Philippe en el negocio, quienes continuaron con la firma aun después de su muerte en 1895.
1889

La Casa Worth cerró definitivamente sus puertas en 1952, cuando su nieto se retiró del negocio, aunque su trabajo fue conmemorado con la apertura de la Charles Worth Gallery en Bourne, Lincoshire, su lugar de nacimiento.
Muchas de sus creaciones se pueden admirar hoy en día en la colección permanente del Metropolitan Museum of Art de Nueva York o en el Museo del Traje de Kyoto.

Casa Worth, 1902

Fuentes artículo:
http://www.hermitagemuseum.org
http://www.metmuseum.org
http://www.beautifully-invisible.com/2012/11/charles-frederick-worth-the-origin-of-the-fashion-show.html
http://www.fashionencyclopedia.com
http://enchantedserenityperiodfilms.blogspot.com.es
Wikipedia

domingo, 4 de agosto de 2013

REBECA SARAY

Hace un tiempo que no actualizo el blog, desde entonces algunos de mis diseños han sido utilizados en un par de talleres de la fotógrafa Rebeca Saray <3 y en uno de los shootings de Legend Factory, además de en una sesión que realicé con ella hace algún tiempo.
Aqui os dejo los impresionantes resultados.


It´s a lot of time since I don´t update the blog, since the last entry some of my designs have been used in two workshops of the great photographer Rebeca saray <3, one of the Legend Factory shootings and in a shooting I made with Rebeca in Montseny.
Here you have the amazing results.

 Photographer: Rebeca Saray
Make-up: Loree Morales y Debora Pe
Model: Alina
Wardrobe stylist: Avalon Saez (de la colección "A Costa da Morte"/ from the collection "A Costa da Morte")

 Photographer: Rebeca Saray
Models: Irene and Nuria Nieto
Make-up and hair: Loree Morales and Débora Pe
Wardrobe stylist: Avalons Saez
Fascinators: RS Love
Dresses: Avalon Saez (vestidos de la colección "Tempus Fugit" /dresses from "Tempus Fugit" collection)

 Model: Elia Carpio
Make-up: Alassie
Styling: Avalon Saez (vetido de la colección "A Costa da Morte"/dress from the collection "A Costa da Morte")
Photo/Edition: RebecaSaray with Pentax645D & Bowens

 Modelo: Vanessa Galway
Maquillaje y pelo: Elen Sanchez Bellon
Estilismo y dirección de arte: Legend Factory
Asistente estilismo: Niniel Lond
Diseño vestuario: Avalon Saez
Complementos: Mythologica
Ayudantes y making of: David López, Alfonso Dominguez y Javier Machete
Photo/Edition: RebecaSaray with Pentax645D & Bowens

 Organización y dirección: Legend Factory
Modelo: Cristina Cano Ramos
 Maquillaje y pelo: Dana
Estilismo: Legend Factory
Vestido diseño de Avalon Saez
Collar: Rslove
Dirección artística: Legend Factory
Ayudantes y making of: David López y Alfonso Dominguez
Photo/Edition: RebecaSaray with Pentax645D